Parece que estás en españaUnited States

las preguntas frecuentes

El secreto para mantener siempre la suavidad es seguir el plan de tratamiento y adherirse a éste. Al utilizarlo continuamente, verás cada vez menos vellos que vuelven a crecer. A su vez, estos vellos serán más finos, de color más claro y crecerán más despacio. Con el paso del tiempo, podrás remplazar por completo tu rutina de depilación.

Recuerda también que con Smoothskin Bare+, puedes tratar las zonas más rebeldes (tales como axilas) con múltiples pasadas (utiliza el dispositivo sobre la misma zona un máximo de 3 veces).

Todos los dispositivos SmoothSkin se han evaluado de forma independiente para determinar su eficacia (la capacidad de conseguir el efecto deseado) y, por supuesto, su seguridad. Si usas el dispositivo conforme al manual de instrucciones, no deberías sufrir de ningún efecto secundario.

Puedes experimentar reacciones cutáneas menores inmediatamente después del tratamiento, tal como enrojecimiento o calor, pero no es para preocuparse.

Si notas otros efectos secundarios, detén el tratamiento y ponte en contacto con nosotros para obtener consejos sobre qué hacer a continuación. Puedes encontrar más información sobre esto aquí.

Sí. SmoothSkin usa la misma tecnología de IPL que los salones de belleza alrededor del mundo para conseguir excelentes resultados. Sin embargo, los productos profesionales permiten que los terapeutas capacitados usen niveles de energía mucho más altos que aquellos que usan los productos de IPL para el hogar en el mercado actual. Lo que significa es que debes realizar retoques más a menudo para mantener los resultados. Entonces, ¿en qué me beneficio? Puedes usar SmoothSkin en la comodidad de tu hogar, frente a la televisión o disfrutando de una taza de té o una copa de vino (¡o ambos!).

La tecnología de SmoothSkin es inofensiva para la piel siempre y cuando sea adecuada para tu tono de piel y se use conforme a las instrucciones del manual del producto.  Antes de comprar un dispositivo SmoothSkin, te aconsejamos comprobar el gráfico de tonos de piel que aparece en la imagen a continuación, o buscar más información aquí.

Todos los dispositivos SmoothSkin cuentan con filtros de UV integrados para proteger tu piel contra rayos nocivos y el sensor de tono de piel del aparato de mano evita que el sistema dispare cuando detecta un tono de piel no válido.

Los dispositivos SmoothSkin han sido desarrollados considerando la seguridad en un primer plano y son seguros para su uso sin ningún protector de ojos. Sin embargo, a algunos usuarios los disparos les resultan brillantes y prefieren usar gafas de sol o gafas de protección solar durante el tratamiento. Esto está bien, y depende plenamente de ti. Asegúrate también de usar SmoothSkin en una habitación bien iluminada, para minimizar el brillo percibido del disparo.

Cuando uses el dispositivo, te recomendamos mirar en otra dirección mientras el aparato de mano dispara los destellos sobre tu piel. El sistema cuenta con un dispositivo de seguridad que no permite los disparos al aire, sin embargo, no debes nunca intentar disparar sobre los ojos o a sus alrededores.

Generalmente no, la mayoría de las personas la describen como un ligero hormigueo o una sensación de calor. Sin embargo, esta sensación varía según la persona. Aquellos con vello grueso y oscuro podrían tener una sensación inicial similar a la de un leve golpe provocado por una goma elástica.

El SmoothSkin Pure cuenta con un MODO SUAVE de funcionamiento, ideal para aclimatarse si los tratamientos te resultan un poco incómodos al principio.

Tanto el láser como la IPL buscan evitar el crecimiento capilar al utilizar luz y, a su vez, calor para afectar el folículo piloso en correlación con el ciclo de crecimiento del vello. Sin embargo, la tecnología utilizada para administrar esta luz es realmente muy diferente, con la principal diferencia siendo el tipo de luz en sí.

 

En resumen, los dispositivos con IPL producen una amplia gama de longitudes de onda de luz para producir un único disparo blanco. Esta luz puede brillar de color naranja/rojo cuando se dispara el dispositivo contra la piel, como el flash de una cámara fotográfica. Los láseres usan una longitud de onda de luz que crea un rayo único, como un puntero láser.

 

A raíz de estas diferencias, los tratamientos con láser o IPL varían en cuanto a:

 

Tiempo del tratamiento: Debido a que el haz de luz utilizado en los tratamientos con láser es muy concentrado, los dispositivos láser tienen una ventana de tratamiento muy pequeña. Gracias a la mayor amplitud del destello de luz utilizado en la IPL, los dispositivos de IPL se caracterizan por tener una ventana de tratamiento más grande; por lo tanto, pueden cubrir una zona mucho mayor de una vez, lo que significa un tiempo de tratamiento mucho más rápido en comparación con el láser.

Grado de dolor: El haz de luz único y más marcado que se utiliza durante el tratamiento con láser suele ser más doloroso que el tratamiento con IPL.

Costo: La luz láser es cara de generar, por lo que, especialmente en los salones de belleza, el tratamiento con láser tiene un precio muy alto, mientras que la luz pulsada a menudo es mucho más accesible.

Duración de los resultados: Como compensación a cambio del precio más alto y el nivel de dolor, los resultados del tratamiento con láser pueden significar que necesites menos retoques entre sesiones. Sin embargo, como con cualquier tipo de depilación capilar basada en la luz, siempre tendrás que continuar con los tratamientos de retoque para evitar que el vello vuelva a crecer.

Seguridad: La luz láser es muy potente y puede llegar a ser peligrosa. Debido a esto, los dispositivos de depilación láser para el hogar tienen una potencia significativamente menor, especialmente en comparación con su costoso equivalente en el salón de belleza. La ventaja del tratamiento con IPL es que resulta más seguro de usar, ya que la luz está menos concentrada, por lo que lo puedes usar en casa sin riesgos y obtener resultados duraderos.

En resumen, la IPL puede alcanzar los mismos resultados normales que los tratamientos láser, siempre y cuando sigas el plan de tratamiento recomendado y continúes con los retoques. A cambio de tu dedicación y compromiso con el plan de tratamiento, puedes ahorrar tiempo, dinero y evitar los continuos viajes al salón de belleza, al realizar tus tratamientos en la comodidad de tu propia casa. ¿Qué no te puede gustar?

SmoothSkin Bare+ dispara 100 veces por minuto, así que puedes tratar tu cuerpo completo (es decir, ¡piernas, axilas, cara y bikini!) en sólo 10 minutos.

SmoothSkin Pure dispara entre 130 a 60 veces por minuto, según tu tono de piel y el modo de configuración del dispositivo. Trata la totalidad de tu cuerpo en tan solo 10 minutos con el Modo Rápido.

Al igual que para TODOS los dispositivos de IPL de uso doméstico y los tratamientos con láser, un tratamiento no durará para siempre (no le creas a quien te dice lo contrario). Debes seguir tratando los vellos de vez en cuando para evitar que el crecimiento del pelo comience nuevamente.

Por supuesto, el tiempo de tratamiento para cada persona es diferente (ya que todos tenemos diferentes pieles, pelo y estilos de vida… ¡Incluso la genética cumple un papel importante aquí!) así que una vez que hayas terminado el período de tratamiento inicial, decide cuál es el plan correcto para ti. Lo mejor de los dispositivos SmoothSkin es que evitarán el nuevo crecimiento del pelo siempre y cuando sigas con los tratamientos periódicos, es decir, si continuas el mantenimiento, nunca más sufrirás de piernas y axilas mal depiladas. ¡Hurra!

Dato curioso: El pelo crece en 3 fases consecutivas y diferenciales y no todos los pelos se encuentran en la misma fase en un momento dado. Ya que el tratamiento con IPL es efectivo solamente en una fase determinada (la «fase de crecimiento» Anágena, si te interesa saber), debes seguir el plan de tratamiento hasta poder ver los resultados deseados. Al seguir el plan recomendado, es más probable que destruyas aquellos vellos que quedaron sin tratar en los tratamientos anteriores. ¡Ciencia simple!

Dato curioso: El pelo crece en 3 fases consecutivas y diferenciales y no todos los pelos se encuentran en la misma fase en un momento dado. El tratamiento con IPL es efectivo solamente en una fase determinada (la «fase de crecimiento» Anágena, si te interesa saber), así que en las primeras semanas de tratamiento todavía podrás ver crecimiento capilar. ¡Relájate! Probablemente sean los vellos que no han sido tratados en su fase de crecimiento (cuando la IPL es más efectiva), ¡asegúrate de continuar con el tratamiento! En 4 semanas podrás ver una reducción del crecimiento capilar. Aún tendrás algunos vellos que tratar ya que debes tratar cada vello en la fase correcta, pero no te preocupes, las cosas solo mejorarán de aquí en adelante, ¡así que sigue!

Si necesitas ayuda o tienes alguna duda, ponte en contacto con nosotros, nos encantará ayudarte.

Hablemos sobre lo que NO debes esperar. Al igual que para TODOS los dispositivos de IPL de uso doméstico y los tratamientos con láser, un tratamiento no durará para siempre (no le creas a quien te dice lo contrario). Deberás continuar con el tratamiento de los vellos de vez en cuando para evitar que el crecimiento del pelo comience nuevamente. Sin embargo, lo mejor de los dispositivos SmoothSkin es que evitarán el nuevo crecimiento del pelo siempre y cuando sigas con los tratamientos periódicos, es decir, si continuas el mantenimiento, nunca más sufrirás de piernas y axilas mal depiladas. ¡Hurra!

Sí. Una serie de ensayos clínicos homologados han demostrado que, cuando se utiliza correctamente, la IPL consigue una reducción permanente del vello significativa. Para obtener los mejores resultados, es muy importante que sigas el plan de tratamiento recomendado.

Lee los últimos comentarios para informarte sobre lo que personas como tú dicen sobre los productos de SmoothSkin.

Los dispositivos SmoothSkin usan Luz Pulsada Intensa (IPL) para romper el ciclo capilar y evitar el nuevo crecimiento.

La energía luminosa se transmite a lo largo de la superficie de la piel y se absorbe a través de la melanina presente en el tallo piloso. Esta energía luminosa se convierte en energía térmica (bajo la superficie de la piel) que impide que el fastidioso pelo vuelva a crecer. Los vellos tratados caen de forma natural en el transcurso de unos días o hasta 1 a 2 semanas.

Una vez que haya terminado el período de tratamiento inicial, deberá continuar con el tratamiento de los vellos de vez en cuando. Sin embargo, lo mejor de los dispositivos SmoothSkin es que evitarán el nuevo crecimiento del pelo siempre y cuando sigas con los tratamientos periódicos, es decir, si continuas el mantenimiento, nunca más sufrirás de piernas y axilas mal depiladas. ¡Hurra!

Cyden Ltd © 2021